¿En qué afectará la fusión entre CRL Chila y CRL Asia?

Esta es una pregunta que tiene una respuesta muy similar a cuando surgió la CRL West, de las cenizas de las regiones de Europa, Norteamérica y Latinoamérica. Los talentos occidentales se unieron en una sola liga que ya acumula dos splits presenciales con talento garantizado y espectáculo semanal.

En mayo del pasado año se pasó de 24 equipos entre las tres ligas a solo 12, en los splits de 2019. Grandes potencias en el mundo de los esports (tales como Cloud9, G2 Esports, Team SoloMid o Vodafone Giants) quedaron por el camino y solo sobrevivieron aquellos clubes más comprometidos con el Clash Royale, según el criterio de Supercell.

Este recorte también se produjo, obviamente, con los jugadores. De los 107 iniciales se redujo a menos de la mitad en apenas 4 meses, y es precisamente lo que sucederá con el continente asiático. De los 95 jugadores que disputaron la CRL China o Asia en otoño, solo quedarán plazas para unos 32.

Pero la principal consecuencia que tendrá esta fusión será sin duda el incremento de la calidad de las partidas. Solo los mayores talentos de Asia permanecerán y ya no habrá que esperar a los playoffs para poder disfrutar del mayor espectáculo del Clash Royale. Ideológicamente, ya no habrá equipos muy débiles en las clasificaciones. Y esos partidos sencillos para los líderes de la tabla quedarán eliminados.

Otra de las buenas noticias para occidente es que todos los partidos de esta nueva CRL East serán emitidos por el que era el canal de YouTube de CRL Asia, por lo que ya no habrá que recurrir a páginas web chinas. Además, los partidos de Asia estaban retransmitidos en japonés, coreano e inglés, por lo que es razonable que siga siendo así, añadiendo por supuesto el casteo en lengua china.